Añadir al cuaderno de viaje
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Enviar a un amigo
Volver

Saint-Bertrand-de-Comminges

 
Presentación
Informaciones
Media
Mapa

A 110 km al sur de Toulouse, edificado en un antiguo oppidum romano, Saint-Bertrand-de-Comminges aparece majestuoso al pie de los Pirineos. Fundada en el siglo I antes de Jesucristo, el paraje es un baluarte del arte que cuenta con 2000 años de historia. He aquí una obra maestra del patrimonio de la Alta Garona que no pueden perderse.

Suspendido entre la tierra y el cielo, como sujeto al fondo virgen de los contrafuertes pirenaicos, Saint-Bertrand-de-Comminges emerge como una aparición. En torno a la ciudad alta, auténtica cumbre espiritual simbolizada por la catedral Sainte-Marie, se ciernen casas de estilo Renacentista, retenidas por una muralla tallada en la roca.

A sus pies se extienden las ruinas de la ciudad antigua, Lugdunum-Convenae, y sus numerosos vestigios galorromanos. El templo, edifi cado en mármol de los Pirineos, estaba dedicado probablemente al culto de Roma y del emperador. El foro, situado en un amplio patio con pórtico, representaba el corazón económico y político de la ciudad: este gran edifi cio estaba rodeado por una galería a la que daban unas tiendas. Del teatro sólo subsisten unos pocos vestigios, mientras que la basílica cristiana original conserva algunos sarcófagos. Muy cerca se encontraban las termas, con su piscina exterior y sus baños de agua templada y fría.

La catedral de Saint-Bertrand-de-Comminges, cuyo origen se remonta a principios de la Edad Media, fue continuamente enriquecida hasta el siglo XVI con elementos arquitectónicos y decorativos.
La catedral gótica reagrupa así tres iglesias de épocas y estilos diferentes, donde destacan la torre cuadrada del campanario romano, el dintel del pórtico que representa a los doce apóstoles, el tímpano decorado con la adoración de los reyes magos, un claustro romano donde se palpa la espiritualidad, así como un coro de iglesia de madera y una magnífi ca caja de órgano considerados como joyas del Renacimiento.

Más abajo de las pequeñas calles medievales de Saint-Bertrand, en medio de los prados, está enclavada la basílica Saint-Just de Valcabrère. Esta iglesia romana tiene la particularidad de presentar piezas arquitectónicas y escultóricas extraídas in situ, en el principal sitio arqueológico de Lugdunum-Convenae.

Videos
Ubicación
Direcciones
MAP
 
Reservar su estancia
Alojamientos
Actividades
Tipo
Quiere visitarnos :
Del 
 al 
Será
¿Viaja con niños?
Busqueda avanzada
Pago segurizado
Confirmación por ahora
Reservar su estancia
Alojamientos
Actividades
Tipo
Quiere visitarnos :
Del 
 al 
Número de habitaciones
Número de huéspedes
Número de huéspedes
Adulto(s) 
Niño(s) 
Pago segurizado
Confirmación por ahora
GRANDS SITES DE MIDI-PYRENEES - LE FILM